Tabla de contenidos

Te cuento un poquito sobre mí

 

Lo recordaré toda mi vida…

… 18 de Octubre de 2019. Fue el día en el que dije ¡basta! y decidí empezar a construir la vida que yo quería alineada con mis valores. Fue un antes y un después.

Pero llegar a esta decisión me costó casi dos años. Dos años horribles de dudas, inseguridades y creencias limitantes que me paralizaban por completo para buscar una solución.

 

En lo laboral …

… trabajaba de jefe de informática dentro del sector del transporte urgente y, como dice la palabra, todo era siempre urgente, con presión y con horarios imposibles.

No entendía ese sin sentido de ritmo frenético y estresante que me hacía pensar que iba a caer enfermo grave en cualquier momento.

Además, la relación con algunos compañeros estaba muy deteriorada así que el día a día era una autentica tortura.

Solo pensaba en cómo podría mejorar mi situación. Que si buscaba otro trabajo seguro que lo encontraría por el currículum y experiencia que tenía, pero no dejaban de ser pensamientos.

No me atrevía. Me daba miedo romper mi »falsa’ zona de confort y mi estado económico. Tenía algo de dinero sí, pero ¿de qué me servía si no era feliz? Así que estaba atrapado en un trabajo que absorbía toda mi energía y me hacía completamente infeliz.

 

En lo personal …

… para empeorar más las cosas, mi grupo de música con el que llevaba más de 20 años se disolvió y las relaciones con mis amigos quedaron muy deterioradas o separadas por la distancia.

Me sentía muy solo y empecé a mendigar amistades. Necesitaba estar con gente sin mirar si yo encajaba con estas personas. Esto fue un grandísimo error ya que mis valores se desequilibraron al 100%.

Sin darme cuenta empecé a hundirme en una depresión. Iba de un lado para otro como un zombie: perdido, sin rumbo, apagado y desmotivado.

No tenía sueños ni propósitos y lo único que me hacía feliz era estar con mi familia y menos mal ya que fue mi salvavidas.

Al final, el detonante fue cuando mi hija pequeña dejó de pintarme en sus dibujos familiares porque decía que estaba siempre en el trabajo. Ahí dije basta y me lancé tras la búsqueda de mi nueva felicidad definitivamente.

 

Deje mi trabajo …

… y con lo ahorrado me formé en coaching, inteligencia emocional, escucha activa, disciplina positiva, PNL y otras herramientas punteras que me permitieron dar un giro de 180º a mi vida y aprender a ser feliz nuevamente.

Vi claramente que quería dedicarme al mundo del desarrollo personal y profesional, me gustaba ayudar a otros a alcanzar vidas más plenas.

Desde el primer segundo que tome la decisión supe que no me había equivocado y ahora me siento muy feliz y orgulloso de poder decirte que actualmente:

  • Trabajo con libertad. Esto quiere decir que lo hago a mi ritmo, con mis normas y desde donde quiero.
  • Amo lo que hago. El poder ayudar a personas a solucionar una situación similar a la que yo tuve me motiva muchísimo y saber que lo consiguen es una sensación de plenitud total .
  • Tengo el estilo de vida que quiero. Día a día sigo aprendiendo más cosas y estoy en continua expansión personal y laboral.

 

 

Herramientas que pueden ayudarte

 

Como bien sabes no ha sido fácil, pero por eso mismo he aprendido el QUÉ y el CÓMO hay que hacer las cosas durante el camino.

No recomiendo estar los dos años que pasé así a nadie. Ojalá hubiese encontrado las herramientas que conozco ahora o un Coach que me hubiese podido ayudar a despertar en mí la motivación y a volver a encontrarme con mis valores en mucho menos tiempo.

Por eso quiero empezar ya a ayudarte. Para ello voy contarte algunos de los recursos que utilicé para iniciar con claridad mi nuevo rumbo. La base de todo empieza por conocerse a sí mismo y los siguientes herramientas pueden ayudarte a ello:

  • Reacciones. Revisa en tu día a día si en ciertas circunstancias sueles reaccionar de forma desmesurada por algo que has visto, te han dicho o te han hecho. Si te pasa esto quiere decir que dice mas de ti que de la circunstancia al respecto. Es un ejercicio te servirá para mirar hacia dentro y que te conozcas un poco más sobre las sombras que actualmente tienes y que te quitan la energía.
  • El Eneagrama. Es una herramienta fantástica que te ayudará a reconocer quien eres. Te permite ver los comportamientos, formas de hablar, acciones y actitudes de 9 tipos de personalidades. Te va a ayudar a averiguar con cual te sientes más identificado. Puede ser que te veas reflejado en 2 o 3 personalidades y vas a poder ver comportamientos, formas de proceder y formas y te ayude a saber conocerte mejor. Te recomiendo buscar cualquier libro que te hable sobre esta herramienta o incluso videos en YouTube si no tienes tiempo.
  • Autocrítica. O el arte de la Mayéutica es de los mejores recursos que he usado conmigo mismo y con las personas a las que he ayudado. Su herramienta principal es la pregunta. Cuestiónate todo lo que estás haciendo o pensando. Por ejemplo, una de las preguntas que más suelo hacerme es: ¿Qué puedo hacer para mejorar una situación en concreto? Si me planteo esta pregunta con cada problema que me surge, mi cerebro automáticamente va a empezar a darme ideas y soluciones y después ya elegiré la que más me convenga.

Realizando estos ejercicios tendrás una mejor visión general de ti y podrás poner remedio a cualquier situación que antes no sabías gestionar correctamente.

Recuerda, puedes encontrar más respuestas y soluciones con los servicios y productos que encontrarás en evorumbo.com

Cualquier duda, contacta conmigo sin ningún compromiso