Hola, hoy quiero escribirte sobre el libro que estoy leyendo.

Se titula “50 palos … y sigo soñando” de Pau Donés del 2017. 

Es un libro que me está gustando pero a su vez me está dejando un sabor agridulce.

Por si no lo sabías, Pau murió el pasado día 9 de junio de 2020 a consecuencia del cáncer que padecía desde agosto de 2015.

Este artista no es para nada uno de mis músicos favoritos pero, he escuchado bastante su música y le he visto en concierto dos veces.

Uno de estos conciertos fue en mi pueblo (Marchamalo), presentando su disco ‘Orquesta Reciclando’ de 2009. Me dejó muy impresionado por cómo había renovado sus grandes éxitos y además de cómo los interpretaba con una banda increíblemente buena. 

Si no habéis escuchado este disco, os lo recomiendo encarecidamente. Soy un gran amante de los discos con alma y este es, sin duda alguna y por supuesto desde mi humilde opinión, uno de esos.

Al margen de su música, éxito y fama, su libro tiene pequeñas joyas que me han gustado mucho y, sobre todo, una de ellas en concreto que quiero compartir contigo.

Tener 50 años y que te diagnostiquen un cáncer, hace que veas la vida con pocas tonterías y que establezcas unas prioridades sobre lo que es realmente importante.

Estar en esas circunstancias, hace que veas que hay muchas cosas que se pueden mandar a la mierda ya que sólo te están quitando energía.

De repente, se establecen unas prioridades de forma inmediata y parece cómo si vieras todo mucho más claro y sencillo.

Él lo denomina como sus 20 mandamientos:

  1. Que sepamos vivir el presente.
  2. Que no perdamos el tiempo pensando en el futuro.
  3. Que dejemos de creer en la suerte y creamos en nosotros mismos.
  4. Que dejemos de hacer montañas de granitos de arena.
  5. Que la tristeza nos de ganas de reir. Que nos riamos mucho.
  6. Que cantemos en la ducha, en los bares, en las bodas…
  7. Aprender a decir ‘te quiero’ sin que nos de vergüenza. 
  8. Que nos besemos, que nos toquemos y nos achuchemos mucho.
  9. Que nos escuchemos tanto que sepamos compartirnos en silencio.
  10. Que nos queramos y sobre todo a nosotros mismos.
  11. Que nos peleemos lo menos posible. ¡A la mierda el ego y el orgullo!
  12. Que nos dejemos de rollos, de chorradas, de hacer ver lo que no somos.
  13. Que le perdamos miedo a la muerte pero también le perdamos el miedo a vivir.
  14. Que decidamos por nosotros mismos. Que no decidan por ti.
  15. Que cuando la vida nos cierre una ventana sea cuando más abramos las alas para romper el cristal y salir volando.
  16. Que las cosas nos lleven adonde sea, pero nos vayan bien.
  17. Que los cerebros de zafios, hipócritas, memos, mamelucos, corruptos, pesaos, estúpidos, tocapelotas, mentirosos, gilipollas… se reprogramen y entiendan que en la vida no hace falta ser así. Que la vida va de otra cosa.
  18. Que a las penas, puñaladas y al mal tiempo, buena cara. O mala, que tampoco pasa nada.
  19. Que la vida sea siempre un sueño.
  20. Y, en fin, que a la vida le demos calidad, porque belleza le sobra.

Creo que ninguno de estos 20 mandamientos tiene desperdicio y, desde mi punto de vista, estoy de acuerdo con todos ellos.

Pero creo que no es necesario llegar a tener 50 ‘palos’ ni que te diagnostiquen cáncer para replantearte tu vida.

Puedes empezar a ver, ahora mismo, qué cosas son las realmente importantes para ti.

Examina cuales te dan energía y cuales te quitan energía.

Si quieres aprender como hacerlo, suscríbete a mi Newsletter y consigue la guía gratuita Cómo aumentar tu energía interna

Pau se dio cuenta con 50 años y en unas circunstancias muy concretas.

Yo me di cuenta a los 39 con otras circunstancias muy diferentes. 

Lo que quiero decir con esto, es que cada uno tenemos que saber identificar nuestras circunstancias y decidir si quieres empezar de nuevo o cambiar el rumbo.

Al final, es decidir, si quieres vivir tal y como lo estás haciendo actualmente o quieres cambiarlo.

En el Post de la semana que viene te hablaré de una herramienta muy sencilla pero a su vez muy potente.

Esta te demostrará que no estás tan lejos de la vida que deseas y que muchas de las cosas que crees que te harán más feliz, ya las has conseguido y puedes disfrutar de ellas cómo  algo cotidiano y sencillo de conseguir. Pero a veces no las vemos o se nos olvida que las tenemos.

Pero eso será la próxima semana. 😉

Recordarte, que estoy aquí para ayudarte.

Si necesitas una ayuda más concreta ponte en contacto conmigo. 

Recuerda que tienes una sesión de 30 minutos gratuita.

¡Cuéntame tu situación actual!

No tengas miedo. Sólo hablaremos 😉

Quizás con la charla ya encuentres algún recurso para encontrarte mejor.

¿Qué puedes perder? Es gratuita.

Hasta pronto!